La aventura de pintar tu casa

Ahora que pasamos tiempo en casa, estamos más pendientes de verla bonita, funcional y cuidar de cada rinconcito al detalle.

Much@s habéis decidido que es el momento perfecto para darle un toque de pintura y much@s otr@s no llegáis a dar el paso por temor a equivocaros con las tonalidades y el esfuerzo que supone.

Si tienes muchas dudas, ponte en manos de nuestros especialistas en el hogar o… mantén el color, pero si lo que deseas es cambiar varios espacios y darles otro estilo … ¡Cambia de colores! ¡Apuesta por un cambio radical no sin antes leerte nuestras recomendaciones!

¿Preparad@?

De verdad que puede ser una actividad divertida si mantienes un criterio y te armas de paciencia e ilusión: el cambio merecerá la pena.

Primer paso: Elige la pintura y todos los instrumentos necesarios

Si quieres que tus paredes se vean bien y duren tiempo con un aspecto fresco, debes invertir en una buena pintura, no escatimes a la hora de elegirla.

La calidad se paga si, pero también te ahorrarás muchas manos de pintura y muchos disgustos en el proceso y resultado final.

Por lo tanto, lo más importante de todo es elegir una buena pintura y unas buenas herramientas que nos faciliten la tarea.

¿Y qué color elijo?

Tienes que tener en cuenta si tu casa es luminosa o no, de esto dependerá que unos tonos queden mejor que otros. Y recuerda que hay mas vida mas allá del blanco 😉

Si las habitaciones son pequeñas no deberías decantarte por colores intensos, mejor que sean fríos y suaves.

Tu estilo decorativo hablará sobre qué tonos son los ideales para tu hogar. Ej: para un estilo nórdico mejor unos tonos neutros y fríos (grises, azules, blancos…).

Segundo paso: Protege los muebles, rodapiés y alrededores

Esta es una tarea que te llevará su tiempo, pero tómatela con calma, debes evitar que la pintura manche objetos o superficies: no queremos que esto pase.

Cubre todo de plásticos, aparta los muebles que entorpezcan la tarea, así como cuadros o muebles anclados a la pared. No te olvides del suelo, las puertas o ventanas… ahí van a parar miles de gotitas por muy cuidados@ que seas.

¡Más vale prevenir!

Tercer paso: La técnica

Si nunca has pintado una pared infórmate bien de cómo se hace.

No es tan fácil como llegar, mojar el pincel y pasarlo por la pared.

Todo tiene su técnica, cada parte necesita una brocha o herramienta especial y una forma de aplicarlo.

Cuando se pinta con rodillo o pincel es fundamental seguir tres pasos: aplicar la pintura, distribuirla de forma correcta y homogénea y que quede lo más pareja posible.

Ten en cuenta que primero se sacan los perfiles, no empieces la casa por el tejado.

Cuarto paso: Revisión

Cuando hayamos dejado secar, revisamos por si hace falta una segunda mano de pintura o hemos dejado algún hueco sin cubrir.

Quinto paso: Limpieza y orden

Una vez que hayamos acabado de pintar, limpiamos bien todas las herramientas, las secamos y guardamos bien (puedes envolverlas en papel de periódico).

Limpiamos las zonas que hayamos podido ensuciar y podemos empezar a retirar plásticos y cintas.

Dejamos secar el tiempo que requiera la pintura elegida

Ya podríamos colocar todo en su lugar.

¿Conoces los colores-tendencia para el hogar de este año?

Te dejamos una pequeña muestra:

 

Y ya sabes, si quieres lucir una casa de película y sacarle todo el partido,

Ponte en mano de nuestros profesionales. Estaremos encantad@s de asesorarte.

Tu casa es un lienzo, de ti depende que sea una auténtica obra de arte 😉

2021-02-23T11:49:22+02:00