Cómo mantener el orden en el hogar

Mantener la casa ordenada a veces se convierte en un reto cuando contamos con poco tiempo.

Lo cierto es que hay trucos que, si conviertes en un hábito diario, te simplificarán muchísimo la tarea, manteniendo tu hogar siempre ordenado o al menos, bastante despejado

Te invitamos a visualizar cada una de estas tareas, comprobarás por ti mism@, que más que tareas son pequeños gestos que marcarán un antes y un después:

15 Tips para mantener el orden en casa


Siempre que vuelvas de la calle ordena y pon en su lugar lo que lleves encima (TODO)

 

Es habitual que cuando volvemos de hacer la compra, tiramos la chaqueta por un lado, el bolso por otro y alguna que otra bolsa sin ordenar que dejamos para más tarde…

Siempre que entres a casa ordena lo que lleves encima, incluida la ropa que lleves puesta, ya sea para lavar, guardar…

Cuando te despiertes airea el dormitorio y haz la cama

 

Aprovecha tu rato en la cocina o en el cuarto de baño para ventilar el dormitorio y despejarlo, cuando te hayas hecho el café, hayas desayunado o te hayas vestido, ya habrá dado tiempo de airear lo suficiente como para hacer la cama.

Esto no te llevará más de 5 minutos, intenta despertarte con tiempo cada mañana, evita ir con prisa, te aseguramos que volver del trabajo y ver tu casa ordenada, merecerá la pena.

En la cocina: No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

 

Fregar lo que acabas de ensuciar te llevará menos tiempo que cuando decidas hacerlo y los utensilios se hayan multiplicado como por arte de magia, no dejes nada para luego.

Aprovecha ese momento para mantener despejadas y limpias las encimeras.

Y ya sabes… friega mientras cocinas.

Tira o dona lo que no utilices

 

No basta con parecer ordenado/a, también hay que serlo. Echa un vistazo a tu alrededor, seguro que hay bastantes cosas que has ido acumulando sin sentido.

Aprovecha el fin de semana para seleccionar y deshacerte de ellas, cuando hagas esto, observarás una diferencia sustancial en tu entorno, menos recargo y más equilibrio.

Reserva 10 minutos antes de acostarte

 

Antes de relajarte en el sofá o antes de acostarte, reserva 10 minutos (solo 10, no te vuelvas loco/a) y aprovéchalos para hacer un repaso general (guardar los platos, colocar textiles del sofá, desalojar u ordenar objetos de las mesas y darles un barrido a las zonas más conflictivas)

No subestimes el poder de las cajas decorativas

 

No es necesario que tu casa parezca ahora una empresa de mudanzas, pero las cajas decorativas pueden hacer mucho por ti a la hora de despejar trastos de cualquier estancia.

Coloca a mano los que más utilices y en los altillos de los muebles, los que menos.

Puedes diferenciarlos añadiéndoles algunas etiquetas bonitas.

Dales a tus muebles el uso para el que fueron creados

 

Ni la silla es el cesto de la ropa de plancha ni la estantería la biblioteca de Pipi calzaslargas.

Intenta situar siempre cada cosa en su lugar, de lo contrario, por muchos hábitos que apliques en tu día a día, todo se verá siempre desordenado.

Saca la basura y limpia los ceniceros cada día

 

No acumules basura, además así evitas olores desagradables en casa, sobre todo en verano.

Antes de salir de casa asegúrate de dejar los cubos limpios.

El aseo, aseado

 

Cuando termines en el cuarto de baño, recoge los objetos que se hayan podido quedar por medio y guarda siempre escondidos una bayeta y producto de limpieza para pasar por los grifos y superficies, una vez que hayas terminado.

Recuerda que ahora más que nunca, la desinfección es fundamental.

No dejes la ropa tendida hasta el infinito y más allá

 

Una vez que calcules que la ropa esté seca, descuélgala, guárdala en su lugar o apártala en el sitio de plancha bien ordenada.

De esta forma también estarás evitando que se acumule más polvo en tus prendas.

Invierte en un buen aspirador

 

¡Si es sin cable, mejor que mejor! Aspirando ahorrarás muchísimo más tiempo que barriendo y, además, será más efectivo.

A veces cuando barremos levantamos más polvo y no accedemos bien a todos los recovecos.

Tu recibidor no es la entrada del probador de una tienda

 

Con esto queremos decir, que es importante tener un perchero, pero en el que solo cuelgues las prendas o bolsos de ese día, no que vayas acumulando chaquetas, pañuelos, bolsos y otros accesorios como si no hubiera un mañana, asegúrate de guardar lo que no vayas a utilizar una vez que hayas llegado a casa.

Marca un día a la semana para hacer limpieza a fondo

 

Y no tienes porqué estar solo/a ante el peligro, delega al resto de convivientes, repartiros las tareas y limpiar a fondo un día a la semana.

Implementa sistemas de organización que te faciliten la vida

 

Este nos encanta, porque de esta forma siempre acaba cada cosa en su lugar. Un joyero, un perchero para bolsos, un organizador de cubertería…

De forma que cuando abras los cajones, no se monte el caos. Invertir en organizadores es todo un acierto.

Negocia, estos tips diarios

 

Quizás después de leer esto tienes la sensación de que, aunque solo necesites 20 minutos, te sigue faltando tiempo. En este caso habla con el resto de convivientes y acordar unas normas básicas (uno/a cocina y otro/a friega, uno/a pone la lavadora y otro/a la cuelga, uno/a pone la mesa y otro/a la quita…) veréis con el tiempo que requiere muy poquito esfuerzo si cada uno/a pone de su parte.

¿Qué tips sobre orden en el hogar aplicas? ¿Cuál es el más efectivo en tu caso?

De nada sirve tener una casa bonita si no la cuidamos y mantenemos, ¿verdad?

Da igual que trabajes muchas horas, que tus hijos te quiten mucho tiempo…lo importante es que adoptes unos cuantos hábitos que te simplifiquen la tarea.

Recuerda que, para crear un hábito, hacen falta 21 días… ¡No desistas! El resultado valdrá la pena 😉

2021-05-03T09:50:45+01:00