Estilo Nórdico: ¿Lo amas?

El estilo nórdico-escandinavo pisa fuerte en el mundo de la decoración desde hace unos años y aún hoy sigue ganando puntos.

¿Sabes de dónde viene esta forma de decorar y amueblar el hogar?

Precisamente de estos países donde las horas de luz y la luz natural es escasa y los inviernos son muy duros y oscuros.

Para contrarrestar esto, surgió este estilo decorativo en el que predominan los tonos claros, elementos naturales y formas geométricas sencillas.

Estos ambientes casan con otros estilos como el industrial, bohemio o el vintage.

Espacios sencillos, limpios, que no están sobrecargados y que, sobre todo, son prácticos y funcionales.

El hogar escandinavo debe transmitir bienestar y armonía.

Si quieres que tu casa luzca con un estilo nórdico de libro, atento/a a estas premisas:

El color blanco y la madera deben predominar

Color blanco y madera
Diseño minimalista

Líneas rectas con aires de diseño minimalista.

La luz: ayuda a dar amplitud. Usar colores neutros y blancos en las paredes.

Colores neutros y blancos en las paredes
Complementos decorativos

Los complementos decorativos marcan la diferencia, en especial los textiles.

Pon plantas: la naturaleza en tu hogar.

Naturaleza en tu hogar
Muebles tonos neutros y madera

Los muebles siempre en tonos neutros y madera.

Menos es más.

Menos es más
Comodidad y funcionalidad

Comodidad y funcionalidad siempre.

El papel pintado también tiene cabida.

Papel pintado
2020-01-22T09:39:16+01:00